EL NUMERO KAIFMAN

Oportunista, pero democrático blog, para hablar de esta novela sobre una conspiración ancestral que puede cambiar el destino de la humanidad... al menos según el tagline de la editorial.

miércoles, septiembre 06, 2006

DELETE SCENE: USS ESSEX


Este episodio fue cortado del borrador final del libro. Basicamente porque la información era excesiva, irrelevante y cortaba el ritmo de la narración.


EL VIENTO DEL PACIFICO AUSTRAL golpeaba como agujas supersónicas el rostro de Dimitri Gurevich. El oficial norteamericano, ubicado a su lado, le aconsejó cerrarse más la capucha que le cubría el rostro. El ruso, en un flemático inglés, aprendido tras un par de largas pasantías en Londres y Washington, le contestó que no se preocupara. Que estaba acostumbrado.
-De niño pasaba mis vacaciones en Siberia, mi abuelo era pescador. Sé de esta clase de fríos-, le dijo. Era mentira, Dimitri Gurevich jamás había salido de Moscú hasta después de los veinte años. Confiaba si, que la falacia le ganara puntos con el altísimo hombre de color que estaba a su lado, apoyado en la baranda de popa del USS Essex, viendo como el gran portalón bajo la cubierta de vuelo de la nave se abría para dejar entrar el aerodeslizador de asalto, hoy improvisado como transporte rápido, que traía lo recolectado por la expedición del Ural. Viendo como el mar se arremolinaba alrededor del colchón de aire del vehículo, Dimitri recordó al comandante Topol, un buen hombre que jamás se iba a acostumbrar al lugar donde estaba parado. Su rostro, cuando debió dejar a sus compañeros en manos de los ingleses y volver al helicóptero, le había regalado una postal completa del perfil del primer oficial de la nave rusa que en estos momentos debía estar remontándose hacia los puertos del norte de la madre patria.
Madre patria, penso. Y torció su boca, como si sonriera. Se acordó de su padre.
En el agitado horizonte, al sur de Nueva Zelandia por encima del mar de Ross, los destructores escolta del Essex reventaban las olas con sus proas ahusadas como cuñas. El agente Gurevich pensó que las unidades norteamericanas se parecían mucho a las de La Guerra de las Galaxias, una de las primeras películas occidentales que vio de niño. Había sido de las pocas que dejaron entrar sin meter tijera. Un detalle: tradujeron Darth Vader, como Padre Oscuro, lo que terminó siendo bastante literal. Sólo vio la primera, la de 1977. De las restantes cinco apenas ojeó fragmentos en algún vuelo o noche solitaria en el hotel de turno. Giró y miró la frenética actividad que se desarrollaba a lo largo de los 260 metros de cubierta de vuelo del buque de asalto. El USS Essex, segunda unidad de la clase LHD Wasp, bautizado con el nombre del más legendario de los portaaviones estadounidenses de la Segunda Guerra Mundial, también del más fatídico de los balleneros de Nantucket de mediados del siglo XIX. Aquel que fuera embestido por un furioso cachalote blanco llamado Mocha Dick, que la pluma de Herman Melville acabó inmortalizando con el nombre de Moby Dick. Gurevich conocía bien ambas historias. Moby Dick era una de sus novelas favoritas, de hecho era capaz de recitar de memoria las dos primeras páginas en inglés, en ruso e incluso castellano. “Llamadme Ismael. Hace algún tiempo, no importa cuanto, encontrándome sin un céntimo decidí recorrer el mundo por los caminos del mar…”, recordó. También estaba familiarizado con la historia del ballenero Essex. En una lujosa edición de Moby Dick, había dado con el relato de Chase Owen, único superviviente del desastre que inspirara a Melville. Único superviviente del ataque de un mitológico cetáceo albino del cual se decía, aún vivía bajo las profundidades cercanas a la Isla Mocha en la costa Chilena. Chile. Dimitri miró hacia el este, hacia más allá de la encabritada línea marina. Hacia allá apuntaba el camino. Recordó su última visita a Chile, la hospitalidad de un cura amigo y un par de largas conversaciones de trasnoche. También a una puta gorda y pecosa de Valparaíso. Volvió a pensar en el Essex, primero en el ballenero, luego en el veterano portaaviones, cabecilla de una clase de naves, en una de las cuales -el USS Lexington-, su padre, el coronel Ivan Gurevich, participó como invitado en una misión de inteligencia muy similar a ésta. Pero claro, este USS Essex, la nave de asalto aéreo y anfibio más grande del planeta, era muy distinta de aquellas previas.
-Llegaron los importantes, señor Gurevich-, le indicó el uniformado que lo acompañaba. -Es mejor que despejemos la pista.
Dimitri se acomodó la visera y miró hacia lo alto. Tras las antenas más altas de la isla de mando del buque, apareció la ruidosa masa de un MV-22 Osprey. La aeronave rugió sobre la pista del Essex, encima de los helicópteros y aviones apostados en ella y giró sus rotores a modo vertical para iniciar el descenso. Las enormes hélices apuntaron al cielo, dándole al avión la forma de un monstruoso helicóptero. Se detuvo en vuelo estacionario, pocos metros encima de la popa, y desplegó el tren de aterrizaje.
-Tenga cuidado, Gurevich, estas cosas pueden separarle la cabeza del cuerpo. Venga conmigo.
El ruido del MV-22 al tomar la pista era ensordecedor. La suma de un helicóptero de asalto y un avión de turbohélices. El ruso se agachó y siguió a su guía hasta una plataforma elevada en el segundo nivel del puente del buque. Desde ahí vio como el Osprey descargaba su valioso cargamento. Doce personas, ocho hombres y cuatro mujeres, con claro aspecto de ser personas acostumbradas a tomar decisiones muy importantes. Dimitri reconoció a por lo menos siete de ellos. Una de las mujeres había participado con él en unas reuniones de inteligencia realizadas en Londres a principios del año pasado. Si mal no recordaba su nombre era Lisa y sabía bastante de la aplicación de tecnologías neuronales en investigación militar. No le sorprendió para nada que la incluyeran en la operación. El lo hubiera hecho.

9 Comments:

  • At 11:39 p. m., Blogger Jhonny Padilla said…

    Espero con hartas ganas que salga el libro. un extño día hace un par de años, mi padre oriundo de "la ciudad de glorioso nombre" me regalo un libro que desde entonceshe leido en varias ocaciones, supongo que se te ocurre cual es.

    La cosa es super extraña porque tiene una dedicatoria media cuatica, supongo que se lo robo a alguien, no lo sé.

    Leí "las chicas" en Sobras pero nunca me fije de la conexión que había en los nombres, como decía el superdotado Forest: "Nunca Sabes Que Te Va A Tocar"
    Creo que este nuevo libro difiere bastante de lo que era 60 kilometros -al menos eso imagino- pero tengo ganas de tenerlo luego, ojala que a la Antartica de Temuco llegue pronto, si no, supongo que tendre que sobornar a mi daddy para que se ponga con la preventa.

    Mucha suerte con el libro, que sea un exito y la rompa y todas esas cosas, y ojala que de ahi no te vuelvas medio rockstar y cierres la parte de los comentarios y todo eso que la gente popular hace.

    Saludos desde Temuco.

     
  • At 6:05 p. m., Blogger  said…

    uuuyyy yapuh yapuh...que llegue luego el dia en el que pueda ir a la libreria y comprar el libro...quiero puro leerlo, entre los extractos que pones en el blog, quedo mas enganchada...

    ojala te vaya bien

    cuidate muxo

    kisses

     
  • At 2:28 a. m., Anonymous Anónimo said…

    Good afternoon many have machines which not insuranced,
    you have a unique opportunity only today to receive insurance the machine free of charge
    auto insurance
    auto insurance
    cars insurance
    cars insurance
    texas car insurance
    texas car insurance
    car insurance quotes
    car insurance quotes
    car insurance policy
    car insurance policy
    xanax
    phentermine
    buy tramadol

     
  • At 4:10 p. m., Anonymous Anónimo said…

    Everything is very open with a really clear explanation of the challenges.

    It was truly informative. Your website is very helpful. Many thanks for
    sharing!
    Here is my webpage - marketing

     
  • At 3:43 a. m., Anonymous Anónimo said…

    Very good blog! Do you have any tips and hints for aspiring writers?
    I'm planning to start my own site soon but I'm a little lost on everything.

    Would you advise starting with a free platform like Wordpress or go for
    a paid option? There are so many choices out there that I'm totally overwhelmed .. Any tips? Many thanks!
    Check out my page : michigan unemployment office

     
  • At 7:26 a. m., Anonymous Anónimo said…

    Hi there I am so thrilled I found your blog page, I really
    found you by accident, while I was looking on Bing
    for something else, Regardless I am here now and would just like
    to say thanks a lot for a incredible post and a all round entertaining blog
    (I also love the theme/design), I don’t
    have time to read through it all at the moment but I have book-marked it
    and also added in your RSS feeds, so when I have time I will
    be back to read much more, Please do keep up the superb work.
    My webpage: Luis Souto ecommerce projects handled lanautica.com

     
  • At 1:31 p. m., Anonymous Anónimo said…

    I pay a visit daily some websites and sites to read articles or reviews, except this blog presents feature
    based articles.

    Here is my web-site: baclofen images

     
  • At 8:08 p. m., Anonymous Anónimo said…

    Great post. I was checking continuously this blog and I'm impressed! Very helpful information particularly the last part :) I care for such info much. I was seeking this particular info for a very long time. Thank you and good luck.

    Check out my homepage Porn Movies

     
  • At 6:15 a. m., Anonymous Anónimo said…

    Genuinely when someone doesn't know afterward its up to other users that they will help, so here it takes place.

    Also visit my site - assfucked.org

     

Publicar un comentario

<< Home