EL NUMERO KAIFMAN

Oportunista, pero democrático blog, para hablar de esta novela sobre una conspiración ancestral que puede cambiar el destino de la humanidad... al menos según el tagline de la editorial.

jueves, septiembre 14, 2006

LUFTWAFFE 1946


Este artículo fue publicado hace unos años en El Mercurio por mi amigo personal, el gran Alberto Rojas. En el toca, de rebote algunos temas que son tratados en las páginas de ENK.

__________

LAS INSÓLITAS ARMAS SECRETAS DEL TERCER REICH
En su mayoría desarrolladas a fines de la Segunda Guerra, llegaron demasiado tarde para modificar el resultado del conflicto.

Nueva York corre la misma suerte que Londres y es reducida a escombros por los bombardeos alemanes. Los Aliados pierden el control de los cielos frente a aviones más veloces y sin hélices. El rumor de que los nazis tienen un dispositivo para ver de noche recorre las tropas aliadas.
¿Una novela de universos paralelos en que el Eje gana la Segunda Guerra Mundial? No, pero sí el desenlace que Adolf Hitler soñaba lograr con sus "wunderwaffen", armas de "tecnología avanzada" para los años '40. Y que el Tercer Reich intentó desarrollar -con dispares resultados- con la esperanza de derrotar a los Aliados.
Ya fuera porque se empezaron a desarrollar tarde, se fabricaron pocas unidades o simplemente resultaran un fracaso, la mayoría de ellas sólo sobrevivió en planos y fotos de archivo.
Fue el caso del STG-44 Vampir, tal vez el primer intento por desarrollar un sistema de visión nocturna. Montado sobre el fusil de asalto iba un lente infrarrojo -llamado Uhu (Búho)- que emitía la luz a la que era sensible el sistema de visión, permitiendo identificar el calor de los cuerpos en la oscuridad.
Con un alcance menor a los 70 metros, consumía la astronómica cantidad de 6 mil watts generados por una batería de reacción química que pesaba entre 15 y 20 kilos, y duraba sólo 10 minutos.
El lente Uhu se usó también en tanques Panzerkampfwagen V, pero resultaba poco efectivo al quedar "ciego" producto del calor emitido por el propio vehículo (motores, armas).

Mamuts" y "cometas"

Otro frente de desarrollo bélico fueron los "super tanques". Un primer proyecto fue presentado a Hitler por el industrial Ferdinand Porsche en junio de 1942. Tras su aprobación comenzó el desarrollo del blindado bajo el nombre de "Mamut", que en febrero de 1943 fue rebautizado como "Maus".
Sin embargo, sus 188 toneladas (ningún puente podía resistir su paso) y su lentitud en terreno (nunca superó los 13 km/h) llevaron a Hitler a cancelar el proyecto en abril de 1944. Sólo se desarrollaron dos prototipos.
"La tecnología no gana guerras, sino los combatientes, en especial en los conflictos prolongados", dice Jack Spencer, analista militar de la Fundación Heritage, en Washington.
Donde se lograron los mayores avances fue en el ámbito de la cohetería y la aviación. El exitoso desarrollo de las bombas V1 y V2 (predecesoras de los actuales misiles crucero) con que Hitler atacó brutalmente Londres, facilitaron el surgimiento de los primeros aviones a reacción, dejando atrás la propulsión a hélice.
Tras varias propuestas, en 1941 el Messerschmitt Me 163 "Komet" (Cometa) realizó su primer vuelo de prueba. Básicamente se trataba de un interceptor monoplaza impulsado por un cohete, capaz de volar a 960 km/h y llegar a una altura de 16.500 metros. Armados con dos ametralladoras MK 208 de 30 mm ubicadas en las alas, los Me 163 entraron en acción en agosto de 1944, derribando sólo tres "fortalezas volantes" B-17.
El mayor problema del "Komet" era controlarlo al aterrizar, ya que si el avión rebotaba demasiado, los líquidos propelentes se derramaban y el avión explotaba.
"Efectivamente algunas innovaciones tecnológicas nazis fueron impresionantes, como los cohetes, los aviones a propulsión y los supercañones. Pero estos avances llegaron demasiado tarde para hacer alguna diferencia en el resultado de la guerra", explica a este diario el profesor Joe Maiolo, investigador del Instituto de Estudios Bélicos del King's College, de Londres.
"La Segunda Guerra Mundial fue un conflicto basado en la producción en masa de armas y vehículos. Y a medida que los Aliados cerraban sus tenazas sobre el Tercer Reich, se les hizo cada vez más difícil producir armas a gran escala, así como entrenar y equipar a sus fuerzas. A menos que los nazis hubieran podido utilizar un par de bombas atómicas entre 1944 y 1945, no tenían ninguna posibilidad de ganar la guerra", asegura Maiolo.
Finalmente los sueños de conquista de Hitler sucumbieron dentro de su bunker, bajo las ruinas de la Cancillería en Berlín, en 1945. Y sus armas de alta tecnología, que pudieron haber dado un giro crucial al conflicto, murieron sobre las mesas de diseño y en los campos de prueba.

¿Una bomba atómica nazi?

El investigador y académico alemán Rainer Karlsch, autor del reciente libro "La bomba de Hitler", recoge en su obra testimonios que darían cuenta de un programa atómico nazi más adelantado de lo que se creía.
Según Karlsch, la bomba atómica nazi, si bien no tenía un poder de destrucción comparable a las arrojadas por EE.UU. sobre Japón, sí se asemejaba mucho a lo que hoy sería una "bomba sucia": un dispositivo explosivo con carga radiactiva, con baja capacidad destructiva, pero alto poder para contaminar y envenenar a la población.
Del mismo modo, otros testimonios describen supuestas pruebas en terreno entre 1944 y 1945, en las que se utilizaron prisioneros de guerra del campo de concentración de Ohrdruf.


Temibles bombarderos que nunca despegaron

Podrían haber llegado a EE.UU. con cuatro toneladas de explosivos cada uno. Una de las mayores obsesiones de Hitler era atacar directamente a EE.UU., en especial a Nueva York. Con ese objetivo buscó desarrollar nuevas versiones de las bombas V2, más grandes y con mayor alcance. Pero también orientó los presupuestos militares a desarrollar bombarderos de largo alcance, capaces de cruzar el Atlántico y regresar a Alemania sin reabastecerse.
Entre diciembre de 1943 y mediados de 1944, el mariscal Hermann Goering ordenó a diferentes fábricas alemanas el diseño y construcción de estos "bombarderos transatlánticos". La respuesta fue inmediata.
Algunos ejemplos fueron el Junkers EF 130, un bombardero cuatrimotor a propulsión con un alcance de 7.800 km. O el Messerchmitt P 1107, considerado un bombardero de "ultra alta velocidad" capaz de alcanzar los 900 km/h con motores al 90 por ciento de su empuje. Insólitamente, el inicio de su construcción estaba programada para 1948.
En la misma línea surgió el Arado E-555, un superbombardero impulsado por seis motores turbojet, capaz de cruzar el Atlántico cargando cuatro toneladas de bombas (o dos dispositivos atómicos, supuestamente). Sin embargo, el 28 de diciembre de 1944 las autoridades nazis ordenaron cesar los trabajos.


Más alto y más lejos


Otro proyecto fue desarrollado por los hermanos Horten (Walter y Reimar), quienes en su fábrica de Oranienburg lograron ir más allá de los planos al construir varios prototipos monoplaza de lo que debía ser el Horten XVIII. Capaz de volar a 990 km/h y alcanzar una altitud de 16.000 metros, este superbombardero -al igual que el Arado E-555- tenía un diseño muy parecido al moderno bombardero invisible B-2 Spirit de EE.UU.
Aunque Alemania se encontraba a las puertas de la derrota, el 25 de marzo de 1945 el mariscal Goering asignó un contrato de producción para el Horten. Presurizados, con impulso a reacción, capaces de cruzar largas distancias y ascender hasta máximas altitudes, los "bombarderos transatlánticos" nazis nunca llegaron a cruzar los cielos.

3 Comments:

  • At 2:34 p. m., Blogger  said…

    aaahhh!
    te dije que cuando lo tuviera te iba apostear...y bueno, la cumpli en parte, mi post esta aqui, pero lo tengo desde el dia que salio a la venta, en la noche me llego y lei como hasta la 50, el sueño vencio mis ganas y haciendome el tiempo, entre pruebas, trabajos y cosas varias, hoy voy en la 120 y cada vez me sorprendo mas! muy muy bien escrito, te felicito por eso...es un libro que te engancha y eso me tiene contenta, son los libros que me gustan a mi...
    asi que...espero poder seguir posteandote...este 18 me voy de stgo pero el prox fin de semana me aparesco por aqui y te cuento como voy...

    cuidate muxo
    y suerte!


    k_mi

     
  • At 10:05 p. m., Blogger Roberto said…

    Hola:
    si alguien sabe algo de un Messerchmitt que cargaba algo en el techo parecido a una bomba V2 podría hacerme llegar alguna info al respecto, me encontré una foto muy antigua que parece ser de un Messerchmitt a reacción pero de doble cola y cargando una parece que bomba V2 en el techo (por eso la cola doble)muy interesante el aparatito ese.
    Escribirme a robertoherreralobo@yahoo.com con el encabezado Messerchmitt
    Gracias

     
  • At 10:28 p. m., Blogger bolivar said…

    estoy armando un modelo 1946. alguna sugerencia de las marcas tacticas. debiera llevar franjas de identificacion antiflak? o franjas de defensa del reich? se supone que si es 1946 algo es diferente, y no sabemos si los aliados fallaron en Normandia o si los alemanes triunfaron en las Ardenas/cualquier sugerencia es valida/

     

Publicar un comentario

<< Home